Pilar Mateos

Mi tío Teo

17 de 22

Portada del Libro

Mi tío Teo
Español (México)

Editorial Patria

1991

109 páginas

ISBN: 968-29-2956-3

Sinopsis

Puede que algunas veces te pase lo mismo que a mí; que empiezas las cosas y no las terminas. Todo o dejas a medias -te dicen- , al principio mucho y luego nada. Sin embargo no tiene importancia. Es una manera de investigar, de probar fuerzas y de ir aprendiendo. A mí me pasa con los libros. Estoy escribiendo, incluso estoy cerca del final, cuando noto que no ha salido como yo quería y no me gusta. Entonces lo tiro a la basura o lo olvido en el fondo de un cajón, por si un día -nunca llega ee día- me decidiera a corregirlo. En uno de esos libros sin terminar nació el tio Teo. ël no era ni mucho menos el protagonista de la historia. Se asomaba, de paso, por algún cápituloy apenas se le veía. era como una d esas fotos donde se te distingue borrosamente entre un grupo numeroso, y hay que forzar la vista para asegurarte de que eesa figurilla en sombra eres tú. En este caso la figura borrosa no se conformó. Un día el tio Teo se salió de la foto, exáctamente se salió del cajón ,

Notas de Pilar

Puede que algunas veces te pase lo mismo que a mí; que empiezas las cosas y no las terminas. Todo o dejas a medias -te dicen- , al principio mucho y luego nada. Sin embargo no tiene importancia. Es una manera de investigar, de probar fuerzas y de ir aprendiendo. A mí me pasa con los libros. Estoy escribiendo, incluso estoy cerca del final, cuando noto que no ha salido como yo quería y no me gusta. Entonces lo tiro a la basura o lo olvido en el fondo de un cajón, por si un día -nunca llega ee día- me decidiera a corregirlo. En uno de esos libros sin terminar nació el tio Teo. ël no era ni mucho menos el protagonista de la historia. Se asomaba, de paso, por algún cápituloy apenas se le veía. era como una d esas fotos donde se te distingue borrosamente entre un grupo numeroso, y hay que forzar la vista para asegurarte de que eesa figurilla en sombra eres tú. En este caso la figura borrosa no se conformó. Un día el tio Teo se salió de la foto, exáctamente se salió del caj�