Pilar Mateos

El pequeño Davirón

8 de 16

Portada del Libro

El pequeño Davirón
Español

ANAYA

1991

93 páginas

19 X 12,5 centímetros

Ilustraciones:
Javier Serrano

ISBN: 84-207-4362-3

Sinopsis

Es verdad que tú y yo nunca hemos ido juntos a montar en bicicleta, ni a ver una película de risa ni a pasear en burro por el monte. Y nunca me has invitado a tu fiesta de cumpleaños. Pero eso no quiere decir que seamos dos desconocidos. Me da la sensación de que sé bastantes cosas de ti. Sé
que eres inteligente y tienes sentido del humor; que te encanta que, de vez en cuando, pase algo nuevo, distinto a lo de todos los días. Seguro que este año has aprendido el doble que el año pasado y has crecido una barbaridad. Y me apuesto lo que quieras a que ya has descubierto que las palabras son mágicas y están dotadas de poderes sorprendentes. El poder de reproducirse, por ejemplo, de tener hijos y formar familias, de crear pueblos, historias, mundos, sentimientos.

Incluso una palabra insignificante, la de aspecto más tímido, es capaz de organizarte un barullo a poco qut te descuides.

Eso fué lo que ocurrió con esta historia.

Al principio el davirón era solo un nombre, un sonido más o menos simpático, pero yo no sabía lo que había dentro hasta que asomé la cabeza, me incliné un poco para no chocar con el palo de la "d" y empecé a caminar por el interior.

Allí estaban todos. La abuela davirona, el elefante, la niña hospitalaria y esa personita emprendedora, algo aturdida, que recorre, hecha un lío las calles de la ciudad, confundiendo los semáforos con los campanarios, esquivando, recelosa, los buzones de correos, no vaya a ser que muerdan, y tratando de averiguar si las farol